Ir al contenido principal

Administración de Justicia en Euskadi

Justizia Administrazioa Euskadin - Administración de Justicia en Euskadi
Estás en: Noticias

Noticias

Aner Uriarte, nuevo Juez Decano de Bilbao: "Los ciudadanos se aseguran un servicio público mejor si todos los jueces somos independientes"

26 de agosto de 2014

Aner Uriarte, nuevo Juez Decano de Bilbao:

Aner Uriarte será durante los próximos 4 años el juez decano de Bilbao, un trabajo a tiempo completo y que supondrá un nuevo reto en su carrera profesional. Sus decisiones repercutirán ahora sobre los 56 juzgados unipersonales que existen en ese partido judicial y, también, será en cierta manera la cara visible de ese estamento de la Administración de Justicia que tan lejano puede resultar a las personas de a pie.

¿Cuáles son las funciones de un juez decano?

Los jueces decanos son los representantes, los que gestionan, dirigen  y representan a los jueces de un partido judicial frente al exterior. Es lógico que la Administración de Justicia tenga relación con todo tipo de instituciones, por lo que en cualquier partido judicial tiene que haber un decano.

¿Como un relaciones públicas?

Aparte de las relaciones externas, el Juez Decano tiene, entre otras cosas, que velar también por el correcto funcionamiento interno, como por ejemplo, procurar el buen funcionamiento del servicio de guardia, para que haya siempre jueces en su puesto,  -porque tiene que haber un juzgado de guardia en funcionamiento las 24 horas del día, todo el año-. También, cuando hay algún problema entre compañeros, alguno que se pone enfermo o lo que fuera, hay que velar por sustituir ese juzgado. Además ha de resolver las quejas que se puedan plantear frente a los jueces. Tiene que dirimir, en ocasiones decidir, cuestiones de reparto. Por ejemplo, hay momentos en los que puede haber una discusión entre compañeros sobre si una cosa le corresponde a él o al otro, y entonces el juez decano -en el reparto, no en la competencia- puede tomar la decisión sobre el reparto.

¿Es un cargo independiente?

En el caso de Bilbao sí, porque hay un Juzgado decano, liberado de jurisdicción, pero que tiene otras labores como las que he enumerado.  En juzgados más pequeños, los jueces decanos comparten su labor de Decano con la jurisdicción, es decir, poner sentencias y autos. Están liberados sólo en parte.

Al ser un cargo de mayor responsabilidad , el juez Decano de Bilbao participa en dos órganos: uno es la Sala de Gobierno del Tribunal Supremo de Justicia del País Vasco, que es un órgano gubernativo que tenemos dentro de la carrera judicial-. En la Sala de Gobierno hay una serie de miembros que son elegidos por los jueces y magistrados, pero hay otros miembros que son natos, y uno de ellos es el Decano de Bilbao. Por lo cual, en el momento en que me nombren Decano, pasaré a ser miembro de la Sala de Gobierno durante los cuatro años que estaré aquí. Además, los jueces y magistrados tendremos a finales de año elecciones a la Sala de Gobierno del TSJPV, para elegir los puestos  de elección libre.

Por otro lado hay una reunión -que ya no es un órgano de gobierno sino que es un órgano consultivo-, que intenta tomar iniciativas en determinadas parcelas de la Administración de Justicia, que son las reuniones de decanos de las ciudades importantes de España.

Te han elegido, en votación, los magistrados de Bilbao.

Sí, el tema de la figura del Decano varía en función del número de juzgados que hay. En Durango, por ejemplo, el Decano es el de más antigüedad. Antes ya fui Decano allí, pero fue porque durante un periodo de tiempo era el que más antigüedad tenía. En los partidos judiciales más grandes hay un proceso de elección democrática: es decir, se elige, y entonces esa elección democrática comporta que ese juez decano -por normas de reparto- pasa a recibir un poquito menos de jurisdicción (se le liberan unas horas de su labor de juez para ejercer de Decano, pero sigue dictando sentencia). Y luego, en los  partidos judiciales donde hay más de 40 juzgados -por ejemplo en Bilbao hay 56- se entiende que la labor de gestionar todos esos juzgados es muy grande y entonces se libera completamente.

¿Por qué decidiste presentarte a la elección?

El compañero que ha estado hasta ahora, Alfonso González Guija, y que llevaba 12 años, decidió no presentarse. Cuando nos lo comunicó, lo decidí porque yo creo que ya el puesto tiene un recorrido,  y además, la figura de juez decano da la oportunidad de hacer cosas diferentes. También es muy importante para mí el hecho de entrar de lleno en la representación de los compañeros, puesto que existen una serie de cosas que a uno le gusta siempre defender.

¿Has empezado a notar la diferencia?

Sí, porque el juez se convierte en alguien público; hasta ahora nunca había dado una entrevista a la prensa ni nada parecido, y en esa labor pública hay una serie de cosas que ya han cambiado.

¿Hacia dónde vas a dirigir tus esfuerzos?

Una línea va a ser defender la figura del juez. Siempre hay muchas reformas pendientes, y de lo que se trata es que en las reformas el juez no salga perjudicado, que es lo que a mí me preocupa. Y la otra línea será  defender la independencia judicial. Es decir, intentar proteger al compañero, decida lo que decida, e incluso proteger a los compañeros que defienden cuestiones contrarias sobre la misma cosa, porque eso también puede ser. Si cada uno somos independientes, en esa línea se asegura una mejor prestación del servicio jurídico. Es decir, los ciudadanos reciben un servicio público mejor, si van a tener siempre delante un juez independiente.

Así, si un juez te dice una cosa siempre puedes recurrir a otro.

Eso es. Si no te gusta lo que un juez ha dicho, lo que se puede hacer es recurrir con argumentos jurídicos. Esa es un poco la línea.

¿Cómo hace campaña un juez?

La campaña es como cada candidato quiera. Uno tiene un mensaje con el cual quiere convencer a los compañeros, y yo lo que hice fue dirigirme a los 56 compañeros.

¿Cómo te diriges a 56 compañeros? Pues de una forma más personal, no hay ningún gasto en publicidad: visité a los 56, fui al despacho de cada uno y les conté lo que tenía… y luego les escribí una carta. Esa ha sido mi campaña, pero podía haber sido diferente.

A partir de ahora, ¿te dedicarás a tiempo completo a esa labor?

Si, de momento sigo en el juzgado de mercantil hasta mi nombramiento y su publicación en el BOE (calcula que será en septiembre). He visto cómo trabajaba Alfonso, tengo muy buena relación con él y lógicamente tendré que tirar de él para ciertas cosas, porque llego a un lugar donde muchas cosas son desconocidas para mí.

Comenta la noticia


No será publicado