Ir al contenido principal

Administración de Justicia en Euskadi

Justizia Administrazioa Euskadin - Administración de Justicia en Euskadi
Estás en: La Justicia > Conoce la Justicia > Qué es el Poder Judicial

Qué es el Poder Judicial

Es el conjunto de órganos que se encargan de velar para que las leyes se cumplan. Estos órganos son los únicos que pueden juzgar, y han de hacerlo en todos los tipos de procesos que se planteen, y se organiza en municipios, partidos judiciales y Comunidades Autónomas.

Leyes que lo regulan

El Poder Judicial se encuentra regulado en el Título VI de la Constitución Española de 1978 y en la ley que lo desarrolla, la Ley Orgánica del Poder Judicial de 2015 (por la que se modifica la de 1985), que regula la constitución, funcionamiento y gobierno de Juzgados y Tribunales, y las funciones del Poder Judicial.

Por su parte, el Estatuto de Autonomía del País Vasco articula en sus Títulos I y III la organización de la Administración de Justicia en la Comunidad Autónoma.

La Administración de Justicia se trata de una competencia que la Constitución recoge como exclusiva del Estado (art. 149) y, para su mejor desarrollo, la Comunidad Autónoma del País Vasco tiene transferidos los medios personales y materiales de la misma.

Volver arriba

Las novedades de la nueva Ley Orgánica del Poder Judicial

La nueva Ley Orgánica 7/2015, de 21 de julio, por la que se modifica la Ley Orgánica 6/1985, de 1 de julio, del Poder Judicial, incorpora un amplio paquete de medidas para mejorar la organización de la Justicia. La nueva norma busca reducir los tiempos de respuesta de los órganos judiciales, lograr una mayor especialización y prestar un mejor servicio a los ciudadanos y ciudadanas que acuden a los tribunales en defensa de sus derechos.

Las principales novedades que incluye la nueva LOPJ son:

  • Organización judicial. La LOPJ elimina restricciones a la especialización de juzgados para la resolución de materias específicas que en un determinado momento ocasionan una elevada litigiosidad.
  • Carrera judicial. Podrán solicitar la prolongación en el servicio activo hasta los 72 años.
  • Cuerpo de secretarios judiciales. Este Cuerpo pasa a denominarse Letrados de la Administración de Justicia. Además, se les dota de nuevas competencias cuando las leyes procesales lo establezcan, como la mediación o la tramitación y, en su caso, resolución de procedimientos monitorios.
  • Lucha contra la violencia de género. Alcanzar una mayor especialización y una mejor respuesta a la víctima es el objetivo de los cambios que introduce la LOPJ en materia de violencia de género.
  • Personas con discapacidad. Se incrementa del 5% al 7% el cupo para personas con discapacidad en la oferta pública de empleo para el personal al servicio de la Administración de Justicia.
  • Instituto de Medicina Legal. El nuevo texto incorpora la exigencia de la especialidad en Medicina Forense para el ingreso en el Cuerpo de Médicos Forenses.
  • Nuevas tecnologías. La LOPJ recoge expresamente la obligación de Juzgados, Tribunales y Fiscalías de utilizar los medios técnicos y electrónicos puestos a su disposición.
  • Transparencia. En cumplimiento de una mayor transparencia se regula, por primera vez, el deber de efectuar declaración de bienes y derechos por parte del presidente, los vocales y el secretario general del CGPJ.
  • Interés casacional. Se elimina la cuantía de 600.000 euros que la ley establecía hasta ahora como umbral mínimo para poder recurrir ante el Tribunal Supremo en la jurisdicción Contencioso-Administrativa. 

Volver arriba

Principios que debe regir

El Poder Judicial debe ser independiente del resto de poderes del Estado

Debe juzgar sin presión externa, para poder aplicar imparcialmente las normas y controlar que la Administración Pública actúe de acuerdo con la legalidad. De esta forma podrá ofrecer a la ciudadanía una tutela efectiva en el ejercicio de sus derechos.

Los Jueces deben juzgar y hacer ejecutar lo juzgado

Así como los Jueces tienen la obligación de asegurar el cumplimiento de las resoluciones judiciales, los ciudadanos y ciudadanas tienen la obligación de cumplirlas, y de prestar la colaboración que se les requiera en el curso del proceso y en la ejecución de lo resuelto.

Únicamente los Juzgados pueden juzgar y ejecutar lo juzgado

Es lo que se conoce como principio de unidad jurisdiccional: conocen de los juicios que se susciten en el territorio español entre personas españolas, extranjeras, y españolas y extranjeras.

Los Jueces/as deben actuar con imparcialidad y objetividad

Deben basar sus sentencias exclusivamente en las pruebas adoptadas y en ningún caso en valoraciones subjetivas o personales.

Volver arriba

Quién organiza y controla a juzgados y tribunales

Los juzgados y tribunales que integran el Poder Judicial están gobernados por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y subordinados a él.

La función principal del CGPJ es velar para que se garantice que los jueces/as y magistrados/as puedan juzgar de forma independiente, sin verse perturbados por nadie.

No obstante, aunque es el órgano de gobierno del Poder Judicial, no es un órgano jurisdiccional, no participa de la función judicial, que está reservada a juzgados y tribunales. Dentro de la función de juzgar, el órgano superior en el Estado es el Tribunal Supremo.

La sede principal del CGPJ está en Madrid, aunque también tiene sedes en Barcelona y en Donostia-San Sebastián.

Composición: el CGPJ está formado por un Presidente (que es también el Presidente del Tribunal Supremo) y por 20 Vocales, 10 a propuesta del Congreso de los Diputados y 10 a propuesta del Senado, elegidos entre miembros de la carrera judicial (12) y entre juristas de reconocido prestigio (8).

Si quieres completar esta información, puedes acceder a la página web del CGPJ.

Volver arriba

Cómo se divide el territorio a efectos judiciales

La llamada Ley de Demarcación y de Planta Judicial de 1988 establece una división del territorio del Estado desde el punto de vista judicial, con el fin de que cada lugar tenga unos determinados juzgados, dependiendo de la población y las necesidades de dicho lugar.

De acuerdo con ella, el estado se organiza judicialmente de la siguiente forma:

Municipios: en cada municipio hay un Juzgado de Paz (salvo que en ese municipio haya un juzgado de instancia e instrucción).

Partidos judiciales: cada partido judicial está integrado por uno o varios municipios limítrofes, pertenecientes a una misma provincia (pueden ser todos los de la provincia).

Provincia: en cada provincia hay una Audiencia Provincial.

Comunidad Autónoma:en cada comunidad hay un Tribunal Superior de Justicia.

Volver arriba